Comunicación y salud: Aprendizajes del Covid-19

Comunicación y salud: Aprendizajes del Covid-19

Toda organización, institución o evento tiene algo que comunicar. Como dijo muy acertadamente el Nobel de Literatura Gabriel García Márquez: “Lo que no se comunica, no existe. Esta es una premisa que deberemos tener muy presente si aspiramos a tener repercusión mediática y social.

Es cierto que las noticias que se producen en el ámbito de la salud se pueden comunicar de muchas maneras: bien con la emisión de una nota de prensa, con la convocatoria de una rueda de prensa, con la celebración de un Congreso médico, con la concesión de una entrevista de un especialista a un determinado medio de comunicación, con el conocimiento personal de los periodistas de los distintos medios que cubren información sanitaria, tanto regionales como nacionales, con la relación y comunicación que se establece entre el médico y el paciente en las consultas, entre otros aspectos, por citar tan solo algunos ejemplos.

Se trata, en definitiva, de tener claro qué queremos comunicar y cómo hemos de hacerlo para que nuestro mensaje llegue claro a la sociedad y para fijar el mensaje que hemos pretendido comunicar.

En este proceso es muy importante el papel que ha de jugar el responsable de comunicación, que hará las veces de puente entre los especialistas y los redactores. De él y de su audacia a la hora de trasladar los temas a los periodistas dependerá en gran medida (no siempre, por supuesto) el éxito de nuestra convocatoria. 

Covid-19: la importancia de comunicar bien

Con el Covid-19 la comunicación sanitaria ha tenido que afrontar el reto de un virus global con las decisiones de gestión en ámbitos estatales y regionales.

Ahora más que nunca es necesario reflexionar acerca de los efectos que puede tener comunicarse mejor o peor, entre profesionales de la salud y pacientes o familiares y los medios de comunicación.

La Covid-19 ha unido dos derechos universales fundamentales: el derecho a la salud y el derecho a la información, haciendo de ambos sectores esenciales para tratar adecuadamente la resolución del problema y la confianza en las decisiones tomadas.


Algunas pautas o estrategias para mejorar la comunicación en el ámbito sanitario

El Covid-19 ha tenido una serie de elementos que han actuado de forma clara en la eficacia de la comunicación sanitaria:

  • Miedo ante una situación sobrevenida y nueva
  • Desconocimiento inicial de formas seguras de atacarlo
  • Mayor tiempo en el confinamiento para recibir más impactos de comunicación
  • Multiplicidad de entidades tomando decisiones sanitarias
  • Consumo masivo de medios en papel, radio y televisión, por públicos adultos
  • Acceso a numerosos medios digitales con fuentes de credibilidad variables
  • Nuevos canales digitales que impulsan la difusión inmediata de mensajes

Algunas pautas imprescindibles en el traslado de mensajes sobre la salud a los ciudadanos, a través de los medios de comunicación y los canales digitales pasan por:

  • Evitar lenguaje sensacionalista
  • Rehuir la especulación sobre los peores escenarios o las fechas
  • Proporcionar acciones específicas que pueden llevar a cabo los lectores
  • Enfocar a los lectores hacia las fuentes oficiales y los organismos de valor
  • Cuidar las investigaciones que utilizas en las publicaciones
  • Rechazar los rumores maduros y evitar llamar la atención sobre rumores incipientes
  • Trasladar contenidos comprensibles; divulgar sin vulgarizar
  • Utiliza un lenguaje y un tono inclusivo, educado y profesional
  • Colabora a difundir respuestas razonadas a preguntas existentes

Las tecnologías digitales de comunicación han ofrecido nuevos formatos para trasladar mensajes veraces, útiles y eficaces a los ciudadanos, con una estrategia digital como por ejemplo:

  • Formatos FAQ para la web, con respuestas a preguntas frecuentes
  • Sesiones en streaming directo para resolver dudas y cuestiones específicas
  • Sesiones en streaming de falso directo o píldoras en vídeo para Youtube con mensajes claros sobre procedimientos de actuación
  • Elaboración de infografías claras para redes sociales
  • Introducción del podcast como elemento de comunicación rápida y eficaz
  • Grupos de distribución por Whatsapp o Telegram para facilitar la rápida distribución de mensajes veraces.

En definitiva, la pandemia del Covid-19 ha mostrado la relevancia de una buena comunicación sanitaria con los entornos de las empresas y las instituciones. Quien disponía de un plan pudo actualizar procesos con rapidez y facilitar que sus mensajes calaran con rapidez y eficacia.

Por eso, apóyate en profesionales que te ayuden a dotarte de una estrategia de comunicación, diseñar un plan de comunicación sanitaria con un claro propósito para impactar sobre tus grupos de interés (stakeholders), con acciones de valor medibles.

Artículos relacionados

El podcast, herramienta de comunicación digital
¿Cómo hundir una empresa en crisis con cinco decisiones nefastas en comunicación?